Día 6. Sant Julià de Loria - Santa Coloma


   El último día antes de partir lo dedicamos por completo a la zona sur de Andorra. Nos acercamos a Naturlandia, un eco-parque temático en el que podemos realizar actividades relacionadas con la naturaleza: circuito de ponis, paintball al aire libre, pista de patinaje, excursiones con quads, tiro con arco... y la atracción estrella: el Tobotronc, un tobogán en plena naturaleza, el más largo del mundo con 5,3 km de recorrido, no apto para gente con vértigo!!! La parte de arriba del todo del Eco Parque tiene un párking amplísimo donde podremos estacionar con autocaravana sin ningún problema. Puedes pasarte todo el día, previo pago de cada actividad que realices.

 

   Descendiendo el puerto de montaña llegamos a Sant Julià de Loria, con parada obligada en el Museo del Tabaco (entrada incluida en el Pasaporte de museos). Ubicado en la antigua fábrica de tabacos Reig, el museo nos ofreció una visita totalmente multimedia en la que se nos guió por un recorrido de la fábrica en la que nos explicaron los diferentes procesos de trabajo del tabaco. Nos pareció muy interesante y amena, y eso que no somos fumadores!!.

Coincidió nuestra visita con una exposición temporal del pintor Diego Rivera en una sala anexa, que no nos perdimos.

   

   Las últimas horas del día las dedicamos a las compras en los grandes almacenes Punt de Trobada, que para nuestro gusto ha perdido mucho desde que lo adquirió la cadena de supermercados Leclerc, aunque rebuscando aún encontramos algunos chollos, y sobretodo no podemos dejar de cenar en el self-service de la última planta, costumbre arraigada en nosotros por su buena relación calidad-precio. 

Iglesia de Santa Coloma, con campanario lombardo redondo

   Para finalizar, y antes de volver al camping, tuvimos tiempo de acercarnos a visitar la Iglesia de Santa Coloma, que tiene la peculiaridad de poseer el único campanario redondo de estilo lombardo de toda Andorra. Esta iglesia, de origen pre-románico, es de planta rectangular con cubierta de madera y con ábside cuadrangular. El emplazamiento del templo nos permite, a su vez, gozar del núcleo antiguo de Santa Coloma, con construcciones tradicionales .

   

   

   Con todas estas visitas y recorridos acabaron nuestras vacaciones en Andorra, con la sensación de dejarnos muchísimas cosas en el tintero: subir a los lagos de Tristaïna, al lago de Juclar (cabecera del rio Incles), visitar el Museo de la Farga Rosell en La Massana, y el Museo de la Electricidad, y visitar el resto de iglesias románicas que nos faltaron por ver. Todo ello excusa perfecta para volver antes de que nos caduque el Pasaporte de Museos!!

Versión descargable para imprimir (en PDF).

Andorra verde y románica
Relato de 6 días por tierras andorranas.
Andorra verde y románica.pdf
Documento Adobe Acrobat [129.4 KB]